Próximo Partido

25 de abril 2018 21;45hs


Boca

Palmeiras

ESTO NO EX-BOCA

SycW-WviM_860x575__1El Halcón de Varela, cargado de jugadores formados y desestimados por el xeneize dio el golpe. Un Boca cansado está peligrosamente cambiando seguridad por suspenso, cayó la efectividad, cayó el nivel de la defensa y derrota en un partido que no estaba en lista para perderlo. Pierde puntos en casa, y si se pierde el foco el saldo puede ser mayor

Pochettino, Cubas, Molina, Cristaldo, nombres familiares que se formaron en el xeneize, que tuvieron buenas actuaciones pero fueron, por diversos motivos, prestados o vendidos, demostraron que la ley del ex es inexorable, los dirigidos por Vojvoda demostraron que todos, entiéndase, TODOS LOS EQUIPOS QUIEREN GANARLE A BOCA, y juegan en un nivel superlativo estos encuentros a diferencia de los demás, incluyendo sus “clásicos” particulares. Dopietta del cuqui Márquez definiendo con mucha seguridad y oportunidad, despierto en cancha y, junto a Rius, comandaron la altísima presión y el orden táctico que doblegó al xeneize.
¿Y el puntero? Desdibujado, inconexo, desesperado e inseguro, porque a pesar de la insistencia en ofensiva, el nivel compacto que ha tenido a Boca puntero hace un año y medio no estuvo ni cerca de tener ganas de aparecer. El equipo se vio cansado, estresado, poco engranado, falto de futbol en casos puntuales como Buffarini y el regreso de Cardona. El desorden y la falta de argumentos causaron un clima similar al torneo pasado, y justo una derrota en un encuentro poco lúcido, el cual tenía aroma a firmar un empate necesario… Deja Vu de aquel bloop de Bentancur frente al San Lorenzo, y Magallán exhibe lo mismo a 15min del final, impensado, luego de haber sido uno de los elementos con mayor seguridad y constancia en cuanto a nivel de juego en Boca. El equipo de Guillermo no tiene plan B, no tiene una segunda respuesta, no mostró capacidad para jugar de otro modo, se vio con un handicap mental altamente desfavorable, y olvidándose de la desazón de la Supercopa fue completamente ilógico el funcionamiento, se vio un conjunto voluntarioso pero técnicamente disminuido y, quizás, pensando en el viaje a Brasil por la Copa, una excusa poco válida para justificar tal muestra de bajo nivel colectivo, y la falta de autocrítica del DT dejó eso en la superficie.

La primera victoria de Defensa y Justicia, histórica ante Boca, y en la casa del xeneize. Quizás demasiados condimentos que adornarán muchas discusiones en programas y medios, no obstante, sin ser un punto trágico en la recta final de la Superliga, es definitivamente un faro rojo de advertencia… y negarse a ver esto, diciendo que no pasa nada, es mentir, es caer en la hipocresía.

Se viene Palmeiras, por Libertadores…pero debe enfrentarse otro equipo, no esto que se vio en la Bombonera.

Hay que jugar!
Gilberto Salinas

Deja un comentario