Próximo Partido

19 de mayo 2018 (Amistoso)


Talleres

Boca

PUNTOS DE SUSPENSO

0005019508Un centro de Fabra se metió y alcanzó para la sufrida victoria xeneize ante el gasolero. El equipo de Guillermo no lució bien, Tévez erró un penal inexistente, mucho qué trabajar puertas adentro, y mucho se va a hablar puertas afuera.

De arranque, todos esperábamos goleada, pero hubo cable a tierra. Temperley hizo la tarea y estudió al dedillo al equipo xeneize, anuló circuitos de manejo y se atrevió a presionar arriba en la salida. Boca se las arregló para tratar de atacar pero la sorpresa no se disimulaba. Temperley hacía partido y sin ningún atisbo de respeto. DiLorenzo haciendo honor a su apodo “tiki tiki” manejó los hilos del visitante, Figueroa, Costa y Orihuela sus acompañantes en movimiento, y en los cierres Fattori se movía de banda a banda para seguir a Cardona. Los del Mellizo se vieron durante todo el primer tiempo incómodos, Cardona sin socios y cediendo muchos metros en pro de conseguir la pelota, los costados se aprovecharon muy poco, Pavón irreconocible y Tévez a media máquina buscando de alimentar a un Bou intrascendente. El 9 titular sólo tuvo una que no punteó por derecha y un pase gol anulado a Nández por offside.
La defensa central hoy rindió un examen apenas aprobado, Goltz y Magallán padecieron males de descoordinación en la cobertura de espacios, y agradecieron a Rossi la solidez bajo los tres palos para mantener el arco en cero.

Ya para el complemento, el xeneize decidió manejar más la pelota, pero el juego asociado siguió ausente, las aproximaciones se lograban igual que con San Lorenzo, por individualidades y, en este caso, por mera suficiencia. Luego de la expulsión del DT rival, el “Gato” Esmerado, se apresuraron los cambios en el gasolero, Sánchez Sotelo, Brandán y Montagna pusieron nuevamente el cotejo a instancia de ida y vuelta. Mientras que Boca tenía en un impetuoso pero esquivo Pavón una máquina de velocidad sin control, todas las decisiones lucieron desprolijas y remates aislados de rebote de Tévez, Nández y Cardona hicieron lucir a Josué Ayala en varias ocasiones. Ya en el minuto 60, se vino un deja vú de aquella diana de Riquelme al Corinthians por copa en Brasil, esta vez fue obra de Fabra tras una larga secuencia de toques de pelota y cambios de perfil, centro de izquierda que baña a Ayala, palo y adentro para el grito de gol de toda la Bombonera.
Mas allá de estar ganando, el equipo no lució seguro y no mejoraba en las líneas, añadiendo un penal inventado por el árbitro que compró un gesto de Tévez, acomodó el apache, le “pegó mal” y la ley del ex la cumplió Ayala. Esto le dio aire y empuje al gasolero, y en 10 minutos tuvieron unas 4 ocasiones para empatar el partido, dos de ellas muy peligrosas con balones profundos de DiLorenzo, primero un largo disparo que ataja Rossi y luego Montagna frena un tiempo y Fabra se juega la vida barriéndose para interferir y mandar al córner. Guillermo daba minutos a Wanchope en un equipo que tuvo en la voluntad de Fabra, Barrios y Jara lo mejor en cancha, pero sin resolución en el juego asociado, tardíos cambios de Buffarini y Espinoza que no cambiaron el trámite del juego que, con un muy digno y humilde Temperley, resultaba más un examen de conciencia y, como abríamos la nota, un cable a tierra.
Boca sigue puntero, pero por el modo en que se juega, parece andar en las nubes. Preocupan muchas cosas, Talleres respira cerca, San Lorenzo un partido menos, y puertas adentro hay demasiados cables sueltos.

Se viene Banfield….

Hay que jugar!

Gilberto Salinas

Deja un comentario