Próximo Partido

10 de diciembre de 2017 21:30 HS


Estudiantes

Boca

EL GUIDO SAGRADO

boca-arsenal-superrr_crop1512346742341.jpg_497593902Boca regresa a la punta del campeonato en un partido bien chivo frente a Arsenal cerrando el año en casa. Guido Vadalá soñó y marcó en su debut inolvidable como titular en la Bombonera y Cardona remató con una genialidad siniestra al cierre para la ecuación ideal: Arco en cero y Boca puntero

Cambios en proa y popa, desde los tres que, al parecer, se bajan del equipo (Peruzzi, Bou y Benítez), Vergini capitán, tres de reserva en el banco, Vadalá titular, así abrió el xeneize frente a Arsenal sabiendo los resultados de San Lorenzo, Guillermo ansioso e inconforme con el funcionamiento del equipo veía que en cancha la escuadra quedaba larga, con chispazos de juego colectivo pero con muchas imprecisiones.
Entre tanto y tanto, en los minutos 22 y 25 Vadalá y Nández tuvieron definiciones con pimienta encaradora, buscándose los que tienen hambre y encontrándose lugar. La hinchada se levantó en armas y empezó a empujar al equipo, y en insistencia Nández y Pavón llevaron el grito del jugador n°12 al terreno, muy a pesar de que el equipo se encontraba lejos de un juego colectivo coherente. Ahora en 31 min Sarandí se perdió una imposible cabeceando en el área sin enemigos, Mosquito DaSilva, Wilchez, Papa y Drocco los ejecutores de los dolores de cabeza en la defensa xeneize, jugando a sangre y fuego con los recursos que tenían, tanto así que varios jugaron “gratis”, Corvalán y Rolón entre ellos. Tello, el árbitro, un protagonista de postín.

Y a la tercera fue la vencida, Minuto 34 centro desde la derecha, servicio de lujo de Cardona al pibe Vadalá, define de primera y adentro, grito sagrado y de desahogo, de orgullo, de debut embarazando la red, de regreso al tope del campeonato. Logrando un gol con amor propio y sacando el pecho.
No obstante, las ganas de ir adelante del equipo de Guillermo dejaba endeble y sin balance la defensa, los costados fueron pasillo enorme para las subidas de los dirigidos por Grondona, ahí cabía la frase “Menos mal que el cuchillo no corta”. Al final del primer tiempo resumimos emoción por el pibe Vadalá, Cardona, Nández y Pavón sacando adelante al equipo, preocupación honda con la falta de café con Espinoza y Fabra, perdiendo espacios, imprecisos y con muy floja voluntad para enmendar errores.

En la segunda parte Jara y Magallán levantando enormemente en los relevos porque empezó todo muy movido, de ida y vuelta. De arranque Arsenal subió líneas y dejaba espacios para jugar, pero la pierna fuerte no dejó de ser arma para los de Grondona, seguía el árbitro Tello dejando que varios elementos jugasen gratis. En el temperamento del equipo, el primer cambio fue Lamardo por Espinoza, Vadalá insistente y punzante, despierto en presión y ataque…la reflexión vale porque ahí están los que quieren jugar y quedarse, y pensar que en Boquita, en este Boca hay quienes se borran solos. Hablando de eso, Rolón tomó una con confianza y en la individual se la jugó en el momento del cambio, y ahí se perdía una imposible Arsenal con un remate cruzado sin enemigos en 25 del 2T, …Partido chivo, como pelea de box donde no puedes desprotegerte, donde si bien puedes descomplicarte en salida y revoleando la pelota, no puedes dormirte un segundo, ya dos derrotas seguidas daban la lección. Tuvo dos más el Xeneize, un remate seco de Cardona y luego un cabezazo de Magallán sin enemigos en la marca, mas en defensa se generaban fouls sin sentido y cercanos al área propia, de ese modo se genera un clima pesado de partido no resuelto y más lleno de circunstancias que de propuestas.
Bouzat entró por Vadalá y Cardona subió bien de 9 al área, y se insistía al ataque, Pavón y Lamardo tuvieron dos clarísimas a falta de 5 del final. Expulsado Ferreira por un planchazo criminal a Fabra que olió a fractura a primera vista, no obstante siguió en cancha. Se enloqueció toda la Bombonera porque no se liquida el partido y con todo el riesgo de seguir lesionándose el plantel gracias al macro papelón del árbitro Tello, dejando pegar sin dar ejemplo de reglamento.
Y al tiempo cumplido Boca cumplió… un baile en ataque debía terminar en gol, y la pelota busca al que sabe, Bouzat, Nández y Lamardo en secuencia de toques geniales terminan en un enganche y pausa para la genialidad de Cardona, un zurdazo inalcanzable para Santillo al palo derecho, un cierre merecido para un partido que debió liquidarse desde el túnel. Boca puntero con todo el desarme de la semana, con las lesiones, con los que se bajan solos del equipo de Guillermo y con los que sí tienen la intención de buscar incesantemente el partido. Cardona, Nández y Vadalá los tres mejores en la última noche de 2017 en casa.

Se viene el pincha, y el mellizo TIENE que ganarles, no debe, TIENE QUE GANAR!.

Hay que jugar.

@gilbertosalinas

Deja un comentario