Próximo Partido

10 de diciembre de 2017 21:30 HS


Estudiantes

Boca

REZANDO EN ROSARIO

Boca volvió a perder! por la mínima contra el canalla, con un mar de lesiones y un océano de preocupaciones.

Racha desastrosa en la semana, días oscuros luego de la derrota frente a la academia. Bou se lesiona y no integra el plantel, Junior Benítez inventado de 9 fue poco más que somnoliento, ante la mala Guillermo no corrige y se empecina en una formación incomprensible. En el primer tiempo, en líneas generales no pudo generar peligro porque arrancó nervioso de entrada, y a esto súmenle que la primera que intenta Central la mete… Ruben la que tuvo la mandó a guardar en un corner pésimamente marcado. Luego de eso, un equipo divorciado del juego, horizontalizando, sin generarse espacios y entrando en el espacio rojo que Central quiso para sacar de las casillas al Xeneize en Rosario. Pérez jugó al margen y sin ejercer de “lider” de un plantel que corría desbocado y sin orientación, se ganó su quinta amarilla y no jugará frente a Arsenal la fecha siguiente. Entre el pésimo arbitraje de Loustau y la permeabilidad de la agresividad, de parte y parte, el tiempo presente del cotejo fue bien distante del futbol fluído. El equipo abierto con buen pie no lo fue, se “marcaba solo”, fouls impensados y malas decisiones caracterizaron la desconexión de un Boca torpe en la mayor parte del cotejo. Goltz se hizo expulsar y jugamos casi 60 min con uno menos, otro síntoma claro de que Boca estaba como aquella canción de Los Pericos…”Complicado y Aturdido”.
Alarma mucho que el equipo se vea largo, volantes aislado, el de mejor manejo desperdiciado hacia la izquierda (Cardona) y cuando tocó empujar sólamente Nández demostró durante los 90 y tantos minutos demostró tener 4 pulmones y las neuronas bien puestas para ir para adelante, pero solo no se puede. Destacado el ímpetu y confianza de Cardona, las ganas de Nández y las manos salvadoras de Rossi, gran responsable que el marcador fuese el mínimo.
Guillermo está sin Benedetto, sin Gago, sin Bou, ahora sin Pérez y sin Goltz, sin plan B, sin lógica táctica, sin respuesta en momentos adversos, sin intención de buscar el partido con suficiente tiempo…sin excusas, y sin autocrítica. Así no, maestro!, no se puede ser tan soberbio cuando tu equipo se “marcaba solo”. “Derrotas circunstanciales”? Bah, El equipo tiene AMNESIA, he allí la circunstancia!!!. Esto no es Weather channel, no es sensación térmica.

Central tuvo actitud para ganarlo, y luego le faltó puntería para afianzar el destino, González, Carrizo, Zampedri, Camacho y el mismo Ruben fueron constantes en llegadas…todas de contragolpe, y la mayoría frenadas por el guardameta xeneize Rossi. Pudo ser empate? y bueno, ya basta de los condicionantes pero no quiso entrar la “caprichosa”, Espinoza vino del banco y se perdió dos claras, Cardona pateó las dos más directas al arco rival desde afuera cuando el plantel no tenía intención ni respuesta. El Canalla manejó los tiempos y en las acciones cubrió lo que pudo, gracias al expuesto desorden y desespero del rival.

Boca no perdía dos partidos seguidos desde aquella doble derrota vs Indpte del Valle por Copa, y en Torneo Local desde aquel cruce con aldosivi en 2015 siendo DT el vasco Arruabarrena. Panorama magro para un Boca que suma errores, suma lesionados, y suma ausentes, además de jugar de manera errática por decir lo menos. Se viene el último juego del año en casa, frente a Arsenal, un chance más para despertar y salir de este relajo injustificable.

Hay que jugar!

Deja un comentario