Próximo Partido

10 de diciembre de 2017 21:30 HS


Estudiantes

Boca

De La Boca a Nueva York


Jueves por la tarde – noche en la ciudad que nunca duerme, el dueño de estas líneas de vacaciones en USA junto a su familia, planean dónde ver el trascendental partido entre la Argentina y Perú por las Eliminatorias para el Mundial 2018. En eso nos encontramos con el dato de que en la localidad de Queens hay un restaurante llamado Boca Juniors en donde se sirve comida argentina. No había que buscar más, ese debía ser el lugar en donde poder ver el encuentro y comer platos argentos.

Al llegar al local ubicado en las calles 81 y 08 del condado ya mencionado nos atiende Walter Coni, dueño del restaurante, junto a su hijo Matías. Ambos manejan el local en sociedad y trabajan a la par de los mozos para que todos aquellos que visiten en lugar se sienten como en casa y sean atendidos como los comensales más importantes del mundo.

El lugar es un poema a la nostalgia. En cada rincón del restaurante se respira Boca, amigos, asado y un buen vino de bodega sanjuanina o mendocina. Hasta los baños están ploteados y lucen como si fuera el vestuario local de la Bombonera. Pero en el lugar, no sólo hay remeras o recuerdos referidos a Boca, también hay espacio para una galeria de todas las camisetas de equipos argentinos y grandes jugadores argentinos que brillaron en Europa. Aunque ud no lo crea señor lector, la banda roja también tiene un lugar en las paredes del único restaurante oficial de Boca en todo América.
La historia de Walter es muy particular, de joven se instaló en el movido condado de Bronx y allí empezó a ganarse los primeros dolares cortando carne. El tiempo pasó y en 2000, en coincidencia con la época más dorada del club, Walter abrió el local de comida argentina, luego de muchos tramites y pedidos de licencias municipales y oficiales para poder utilizar la marca Boca. Finales interncontinentales, superclásicos, Copa Libertadores, Sudamericanas y eventos de la Selección como Mundiales, Eliminatorias y Copas Améericas fueron vistos por miles de argentinos en su local desde ya 17 años.
En lo que respecta a los gastronómico, no falta nada. Carne de exportación y los mejores postres, como el panqueque, o el flan con dulce de leche y por supuesto helado de varios sabores, entre ellos chocolate, vainilla y frutilla.
Más allá del encuentro, que fue muy trabado y emocionalmente un samba para todos los que queremos que la Selección vaya al Mundial, es emocionante ver a tu selección o equipo en otro país rodeado de compatriotas, más allá de ser de Boca, River, San Lorenzo, o el que sea. Le juro querido lector que ni bien vimos la Bombonera y a Messi y Benedetto salir a la cancha, varios de los presente, incluído quien les habla, nos emocionamos. Realmente una experiencia hermosa que si estan de paseo por New York o piensan pasar por acá deben vivir. Porque aunque fisicamente se encuentren en New York, a miles de kilometros de Buenos Aires, el corazón y la cabeza estarán directamente conectados a la Bombonera, a Boca y a la Argentina.

Federico Perez Rivero
@FedePR12

Deja un comentario