Próximo Partido

10 de diciembre de 2017 21:30 HS


Estudiantes

Boca

NADA AMISTOSO

Boca y Banfield igualaron uno a uno en un partido amistoso jugado en la provincia de Salta. El equipo del Mellizo jugó un aceptable partido y llegó al empate por un golazo que hizo Edwin Cardona en el minuto 50 del complemento.
El colombiano Cardona lo empató con un bombazo tremendo que se metió en el palo izquierdo del arco de Arboleda y después el conjunto Xeneize lo ganó 4-2 en los penales.
Boca necesita creatividad, cambio de ritmo, asistencias, vuelo en los metros finales. Algo de eso le aportó Carlos Tevez tiempo atrás, antes de emprender la salida, cansado del ambiente del fútbol argentino. De a ratos, Ricardo Centurión no sintió la presión de ocupar su lugar; es más: fue una de las (pocas) figuras del sólido campeonato local logrado por Guillermo Barros Schelotto. Ahora, Boca precisa un salto de calidad, un 10 como los de antes. La explosión de Edwin Cardona permanece; anoche, en Salta, marcó un golazo cuando el reloj marcaba 95 minutos.
En casi todo el encuentro, el colombiano fue controlado por los disciplinados volantes de Banfield. Perdía por 1 a 0 -un golazo de tiro libre de Mauricio Sperdutti-, y el rendimiento, esta vez, generaba intranquilidad. Hasta que surgió la polémica. Julio Falcioni y Darío Cvitanich mostraron su malestar, en un encuentro que tuvo pierna fuerte y múltiples roces. Más allá de estas cuestiones, Cardona responde. Se presenta, aun cuando desaparece.
A pesar de las públicas diferencias, Román Riquelme celebró el nuevo escenario. “Cuando llegue Navidad, los hinchas de Boca vamos a desear que vuelva, a ver si el año que viene puede ganar la Copa”, sostuvo Riquelme, con cierta presión. A Román le agrada Cardona. “Porque es un jugador de selección. Le va a dar la pausa al equipo, lo va a hacer más lento”, aseguró. Ese dato le genera cierta inquietud a Barros Schelotto, que suele preferir los equipos rápidos, punzantes.
En el primer tiempo, Cardona dispuso de dos situaciones claras para marcar, pero falló. Se sintió incómodo, errático. Hasta que encontró el espacio. Y no falló. Falcioni dispuso de varios ex Boca, como Jesús Dátolo, Nicolás Bertolo, Pablo Mouche y Darío Cvitanich. Y acorraló a Boca. Sin embargo, en el exagerado tiempo agregado -y en los penales-, vio la luz. La de Cardona.

Federico Pérez Rivero
@FedePR12

Deja un comentario