Próximo Partido

25 de junio 2017 16;15hs


Boca

Unión

PERDIO EL SUPERCLASICO Y ALGO MAS

Boca jugó pésimo y cayó por tres tantos contra uno frente a River en la Bombonera. El equipo hizo todo mal en defensa y en ataque falló en jugadas claves. Si bien sigue primero en el campeonato, les dio vida a todos sus perseguidores.

Peor no pudo salir. Desde el planteo, los cambios, las fallas de siempre en defensa y en ataque. Si el equipo de Barros Schelotto se mantuvo en partido fue exclusivamente por el regalo de Batalla en el descuento de Fernando Gago y las incontables chances que dilapidó el equipo visitante.

El primer tiempo había arrancado con dos chances aisladas de Boca por medio de Benedetto, pero en cada contra el visitante demostraba que la defensa de Boca es una obra maestra del terror. Gino Peruzzi y Santiago Vergini deben darle las gracias al cuerpo técnico y a la dirigencia por jugar en la primera de Boca y a la vez deben pedirle disculpas a la gente por sus paupérrimos desempeños partido tras partido. Los errores conceptuales cometidos son tan groseros como preocupantes. Pero seguramente se seguirán repitiendo en lo que reste del semestre y eso es lo que más preocupa. Nade se ocupa de ello y los perseguidores le respiran a Boca en la nuca.

Hoy el lateral por derecha regaló tres goles. Cerró mal en el primer gol convertido por Pity Martínez y en el segundo Vergini la rechazó corta y de yapa no lo siguió al Pipa Alario que se escapó y definió ante una débil respuesta de Agustín Rossi. Para tener en cuenta el ex lateral por derecha nunca volvió para relevar a su compañero de la defensa.

El partido del ex Vélez y Catania tiene que ser grabado y recordado en la semana para que no vuelva a ser titular. Además de regalar los dos goles del equipo de Núñez desperdició la chance del empate ante un Batalla casi vencido en el piso cuando faltaban cuatro minutos para el final del encuentro.

El cuerpo médico y técnico deberá explicar por qué aceleraron la lesión de Ricardo Centurión, quien sólo duró diez minutos en la cancha. Guillermo Barros Schelotto y su hermano Gustavo por su parte tienen que aclarar el porqué de la inclusión de Bou y no la de Junior Benitez en lugar del ex San Pablo y posteriormente los cambios realizados con el resultado y el rendimiento cuesta arriba.

No quiero ser tildado de resultadista ni de dramático. Pero hoy Boca perdió mucho más que un superclásico. Perdió su esencia, la confianza en la gente. Hoy el hincha se fue de la cancha con la sensación de que con esta defensa y este nivel de juego no se puede salir campeón y es un milagro que aún se esté liderando el certamen. Habría que remontarse al año 1976 para rememorar un torneo conquistado por Boca tras perder con River como local en el trascurso del mismo. Hay que aferrarse a esos pequeñas datos casi efímero o al deseo y las ganas de que los que corren de atrás pierdan puntos. No podemos confiar en este equipo y en este DT. Hoy Boca no es confiable y no está para campeón. Ojalá lo sea aunque no lo merezca.

Fede Pérez Rivero
@FedePR12

Deja un comentario